El diagrama de Pareto: qué es y para qué sirve

Introducción

Hoy son posibles las metas que nos parecían inalcanzables gracias a las funcionalidades que nos brinda este diagrama para planificar, organizar e incidir en los procesos de nuestros sistemas de gestión de calidad, aplicables para vida y para la empresa, que fortalecen nuestra capacidad para tomar mejores decisiones.

Comprende cómo el diagrama de Pareto favorece a las dinámicas empresariales con los múltiples beneficios que posee para el desarrollo organizacional, haz crecer tu negocio de la mano de tu estrategia de marketing y con una herramienta fácil de aprender. ¡Vayamos al grano!

¿Qué es el diagrama de Pareto?

Este diagrama es el resultado de la aplicación de un principio descubierto por Vilfredo Pareto, sociólogo y economista italiano, en su libro Cours d’économie politique del año 1896. El diagrama de Pareto es un método para graficar cuáles son las causas y porcentajes de ocurrencias de uno o varios sucesos que nos ayuden a descubrir qué debemos priorizar y que no es tan vital por resolver, de inmediato.

El diagrama es aplicable a distintas áreas del saber como la gestión empresarial, sistemas de control de calidad y las distintas ramas del marketing, solo por mencionar algunas. Aplicar el principio de Pareto nos ayuda a observar con facilidad cuáles son las fallas que entorpecen nuestra gestión de calidad y cómo solucionarlas de forma eficiente.

Este principio también conocido como «Ley de los pocos vitales» o como «Distribución A-B-C» detalla cómo podemos aplicar a la vida el mismo principio o diagrama desde múltiples puntos de vista. Tanto la ley de pocos vitales y de los muchos triviales, como la distribución A-B-C, nos invitan a priorizar nuestras tareas importantes y urgentes que representan una cantidad más pequeña, antes que la de las tantas tareas triviales que priorizamos para procrastinar.

Principio de Pareto: origen e historia

El diagrama de Pareto es un gráfico que demuestra la aplicación de un teorema matemático. La idea surgió cuando el desarrollador del teorema entendió que el contexto de la distribución de la riqueza de su nación era muy diferente a lo que creían los ciudadanos o a lo que decían los gobernantes.

Pareto comprendió que el 80% de la riqueza estaba distribuida entre el 20% de la población (los más ricos), mientras que el otro 20% de la riqueza de la nación estaba distribuida entre el 80% de la población restante (los más pobres). Dando paso a una enorme brecha de desigualdades sociales en la distribución de la riqueza.

Ahora bien, las funcionalidades del principio van más allá de lo que el mismo Pareto imaginó. Joseph Juran desarrolló años después una teoría un poco más extensa y aplicable como diagrama para la gestión del control de calidad empresarial que según indican los datos surgió entre los años 1940 y 1950.

La regla 80/20

La regla del 80/20 explica cómo la productividad de una empresa se ve afectada por las consecuencias del rendimiento organizacional, productos o servicios ofrecidos, afectados por diferentes causas. Juran descubrió durante sus investigaciones que mientras mayor sea el índice total de ocurrencias de un suceso, son menores las posibles causas que lo ocasionan. 

Dando lugar a su conclusión de que el 80% de los problemas son generados por el 20% de las causas, y que el 80% de las causas solo generan 20% de los problemas. El principal aporte de este tipo de diagrama, aplicando la regla 80/20, es maximizar la resolución de problemas prioritarios generados por la menor cantidad de causas y mejorar el control de calidad empresarial.

¿Cómo hacer un diagrama de Pareto?

Un eje de coordenadas es la representación visual de una cantidad de datos que nos ayudan a despejar una o más incógnitas. Si conocemos las causas y los sucesos que ocasionan desajustes en nuestros procesos empresariales, podemos organizar los datos en un eje de coordenadas para hacer nuestro diagrama de Pareto.

El eje de coordenadas está compuesto por dos ejes: el eje horizontal de la variable «X» o eje de las abscisas, y el eje vertical de la variable «Y» o eje de las ordenadas.

En el eje «Y», lado izquierdo: ponemos los datos numéricos de ocurrencia de los sucesos en orden descendente

En el eje «Y», lado derecho: ponemos los datos de los porcentajes acumulados de la ocurrencia de los sucesos en orden descendente

En el eje «X», horizontal: ponemos las causas presentadas durante el análisis de la ocurrencia de los sucesos

El diagrama también podemos hacerlo en Excel. Necesitamos una hoja de cálculos en blanco, en la columna de la izquierda pondremos la frecuencia acumulada, en las columnas siguientes las causas que ocasionaron una falla y en la columna de la derecha pondremos el porcentaje acumulado de ocurrencia de una falla.

El diagrama de barras resultante posee dos resultados a destacar, la curva cerrada que nos indica las incidencias por resolver con mayor prioridad. Y la curva acumulada con los datos porcentuales del diagrama donde vemos las áreas que representan el mayor porcentaje de ocurrencia de un suceso bajo determinada causa, pero que es menos urgente por resolver.

Al graficar de esta forma obtenemos un gráfico de barras que facilita el análisis de datos eficiente. Un ejemplo es este caso práctico que demuestra cómo el diagrama de Pareto es aplicable a otros contextos.

Análisis de Pareto: Utilidades del diagrama para una empresa

Los recursos financieros, humanos y temporales no son inagotables en una empresa, hay que fortalecer capacidades organizativas para poder aumentar capacidades de producción. Por eso te recomendamos establecer un orden de prioridades que te acerque a la meta:

  • Analizar todos los productos o servicios que ofrecemos como empresa, cuáles son sus beneficios y sus contras para nuestra productividad organizacional y mejora continua.
  • Identificar las principales problemáticas de nuestra organización que conducen al retardo de procesos, productos o servicios ofrecidos por nuestra empresa.
  • Reconocer cuáles son los puntos deficientes de nuestros procesos y construir soluciones con planes de acción en torno al problema.
  • Priorizar nuestras acciones para el desarrollo de progresos en un periodo de tiempo determinado, así sabremos cuáles son los problemas que debemos solucionar primero para reducir tiempos.
  • Todas estas variables nos capacitan para incrementar nuestra efectividad en la toma de decisiones empresariales, nos impulsan a crear mejores soluciones para el futuro laboral y organizacional de nuestra empresa.

Recuerda que aumentar la productividad es un proceso que requiere buena identificación de causas y de tiempo para ver los principales cambios. Otra forma para desarrollar nuestra productividad es con procesos de planificación estratégica, en áreas de marketing nos ayudarán a idear una mejor expansión para el negocio.

El diagrama de Pareto en marketing

La gráfica de Pareto o la regla 80/20 aplicada al marketing empresarial posee múltiples aplicaciones que tomar en cuenta, estos ejemplos son vitales:

  • El 80% de las ventas corresponden al 20% de tus productos. 
  • 80% de las ganancias llegan del 20% de los clientes.
  • 80% de las conversiones se hacen en el 20% de los anuncios. 
  • 80% de las quejas de los clientes provienen del 20% de ellos.

Como esta no es la única herramienta para medir nuestro sistema de control de calidad, te dejamos otras 7 herramientas básicas para aumentar la calidad. Otra herramienta a destacar y que nos ofrece datos valiosos para mejorar nuestros procesos de gestión de calidad es Net Promoter Score. Aprende cómo aplicarlo para aumentar tu productividad empresarial e impulsa tu organización al éxito.

Finalmente, creemos en darle un sentido narrativo a las ideas para educar, no nos conformamos con lo poco y perseguimos la excelencia con cada proceso que realizamos. Te invitamos a seguir nuestro blog para que descubras más herramientas excelentes para hacer crecer tu empresa.

Conclusiones

Bibliografía

Orlando Osorio

Growth Advisor

Mis recomendaciones

Abre una cuenta con tu empresa y recibe $10.000 MXN.
Me permite sincronizar mi calendario con mis calendarios del trabajo.
El mejor daily planner que he conseguido.

Bibliografía: